Bodas invernales: el traje de novio

La mayor parte de las ceremonias, por lo menos en Italia, se concentran en los meses entre Mayo y Septiembre incluídos, meses en los cuales el clima es templado, y no menos que caliente o muy caliente. La elección de celebrar la boda en estos meses, seguramente es debido al hecho de que es difícil encontrarse con mal tiempo, seleccionar trajes frescos y poder dejar a casa abrigos, guantes y sombreros.

Pero no todos eligen la primavera o el verano para casarse, y sobretodo no todos llevan un traje formal solamente durante el día de la boda. Existe y existirá siempre un percentaje de bodas invernales, y no por ello debemos dejarlas de lado. Además de las bodas, debemos tener en cuenta que en el periodo de Navidad hay muchísimos eventos importantes que requieren un dress code formal, como la cenas de gala organizadas en la noche de Navidad o Fin de Año. Los que no quieren renunciar a un traje siempre impecable, siempre necesitan un traje adecuado para cada ocasión, incluso en el periodo invernal.

Por lo que concierne a las bodas invernales, una de las cosas más importantes a tener en cuenta, es la calidad y el peso del tejido. Mario Moreno Moyano, alma creativa de Ottavio Nuccio Gala, quiere dar a los futuros novios algunos consejos sobre cómo elegir el tejido adecuado para la ceremonia, según el estilo y la personalidad de cada uno.

Cada tejido tiene un peso diferente y es adecuado para un cierto periodo del año. Para las bodas invernales, un traje clásico deberá ser realizado con un tejido que varíe entre los 280gr a los 389gr al metro cuadrado. Algunos tejidos, sin embargo, tienen un peso medio de 280 gr más o menos y son adecuados para todas las temporadas; algunos modelos realizados en este tejido son adecuados también para un uso cotidiano después de la ceremonia. Los trajes para ceremonia de primavera y verano, serán en tejidos ligeros como el lino y algodón, algunos llegan a pesar 170gr al metro cuadrado, y como excepción, y de gran tendencia, tejidos denominados “camiseros” de 90gr de peso.

Pero no solamente el peso del tejido es algo importante, sino también el color del traje que varía según la temporada, el horario de la ceremonia y la tez del novio. Algunos de los tejidos más apropiados para la estación de otoño-invierno serían:

- Satin Lana Super 120'S con un peso de 389gr al metro cuadrado, en tonalidades de azul noche, nero y gris antracita.
- Fil a Fil Lana 100% Super 140'S en tonalidades de azul marino, azul noche y gris claro, medio y oscuro.
- Fil a Fil mixto Lana-Seta en la variedades de gris y azul marino.
- Fil a Fil mixto Lana con mano seda siempre en tonalidades diferentes de gris y azul marino.
- Lana Mohair “Alpaca”; una lana de excelencia en tonalidades de azul marino, azul noche y gris claro, medio y oscuro.
En el caso de que el novio quisiera vestir de chaqué, el tejido elegido, no debería pesar menos de 280gr al metro cuadrado, y no más de 380gr, para que la chaqueta no sea ni demasiado pesada ni demasiado ligera. Si la chaqueta del chaqué es demasiado pesada, la cola puede quedarse rígida; y si el tejido es demasiado ligero, sería demasiado liviana.
El color por excelencia del chaqué es el negro para la chaqueta y un pantalón de etiqueta gris con raya negra, aunque ahora también por tendencia el chaqué puede variar entre el gris y azul noche en 3 piezas. El chaqué es una tipología de traje extremadamente clásico, y bastará un toque de color para modernizar el look, sin cambiar el modelo incurriendo en el riesgo de arruinar la perfección de un modelo tan elegante.

En el caso del chaqué monocolor, “Morning Dress Code”, especialidad de la marca en su colección Gentleman, los colores pueden ser el negro, azul, gris oscuro, gris medio y claro, diseños fil a fil, espiga, mil rayas o diplomático con raya de 10 mm poco pronunciada.

Para un traje monocolor con chaqueta corta de 1 o 2 botones, los colores son siempre en tonalidades como el negro, azul o gris, pero la texture del tejido puede variar: diseños Fil a Fil, diplomático con raya de 10mm no muy marcada, mil rayas, etc.

Ottavio Nuccio Gala dispone de una amplia selección de tejidos, texturas, una grande gama de colores y muchísimos modelos diferentes para cubrir cualquier exigencia del cliente.

Para los hombres que busquen un traje para la temporada invernal, y no solo por el hecho de que se vayan a casar, el esmoquin es el modelo de traje más adecuado. Todo hombre de buen gusto, debería tener un esmoquin en su armario para poder lucirlo en cenas de gala, noches de glamour y espectáculos de teatro.

Entre los esmoquins, también podemos encontrar diferentes opciones donde elegir, entre ellas: el tuxedo clásico con solapa chal, de pico o cruzado, con tejidos clásicos o tejidos particulares. Mario Moreno Moyano, alma creativa de Ottavio NuccioGala en su Colección Black Tie 2015, ofrece nuevamente una grande variedad de esmoquins, tuxedo y dinner jacket.

La creatividad del estilista ha dado vida a esmoquin siempre impecables y elegantes, pero con un toque vintage y de fantasía. Por ejemplo, terciopelo de diferentes colores, pantalones de tartan (presentes en la variedad “Black Watch” o “Royal Stewart”), camisas en algodón “doppio ritorto” con pechera piquè o plissè y “dress studs”, chalecos chal en terciopelo, fajín y pajarita que varian desde el clásico negro hasta las fantasías más extravagantes, tirantes en jacquard de pura seda, zapatos modelo Oxford en charol negro o blanco y negro y slippers bordadas.

No se tiene que olvidar que el esmoquin es un modelo de traje adecuado para las bodas, no obstante se haya debatido mucho en los últimos años sobre esta cuestión. En el blog de la empresa Ottavio Nuccio Gala, podréis encontrar temas y artículos interesantes que conciernen a este modelo, desde su historia hasta su diferentes modelos, desde los personajes famosos que lo han llevado para sus bodas hasta las reglas que se deben seguir para llevarlo de manera correcta.